El Poder de Vivir Con Intención Más 5 Ideas para Llevar esta Práctica a tu Vida

Vivir con intención

Ser intencional significa vivir con conciencia, valorar lo que tenemos y disfrutar del momento presente, sin filtros y tal como es. Se trata de tomar decisiones conscientes para tomar el control del caos y elegir centrarse en lo que realmente importa. 

El valor de vivir con intenciónproviene de ver lo bueno que está a nuestro alcance, de experimentar y celebrar cada minuto de la vida.

Compre Nuestras Cajas de Intención Mineral

Los Beneficios de Vivir Con Intención

Cuando elegimos vivir nuestra vida intencionadamente, decidimos ser los protagonistas de ella, haciéndolo desde la gratitud y la conciencia.  Centrarnos intencionalmente en lo que importa nos trae paz, resalta las bendiciones y evoca una sana pasión por la vida.

Estas son algunas de las formas en que esta práctica puede beneficiarte...

Reduce El Estrés

La ansiedad y el estrés son subproductos del caos. Pero si empezamos cada día y cada acción con la intención de sentir, experimentar y estar en el momento, ayuda a dirigir nuestra energía a lo que verdaderamente importa. 

Cuando la mente se centra en hacer las cosas con intención y propósito, se calma y nos tranquiliza. Entonces, cada acción tiene un propósito y todo lo que hacemos tiene nuestra plena devoción; esto deja poco espacio para el estrés y el nerviosismo.

Vivir de la intención

Nos Permite Estar Más Presentes

Muchas veces, hacemos las cosas por defecto. En lugar de experimentar las pequeñas victorias y permitirnos apreciar el presente, dejamos que el momento se nos escape.

Vivir la vida con atención crea espacio y tiempo para estar realmente presentes. Cuando nos enseñamos a abrazar las sensaciones y a experimentar la singularidad de un momento concreto, estar en el momento se convierte en la prioridad. Vivir con intención nos permite centrarnos en la paz, en lugar de en el ruido, y en el momento en el que nos encontramos, en lugar de en las experiencias pasadas o en las posibilidades futuras.

Logramos Nuestros Objetivos Más Fácilmente Y Con Mayor Frecuencia

Toda acción promueve una reacción. Cuando esa acción es el resultado de la contemplación consciente y el establecimiento de la intención, prepara el camino hacia la prosperidad.

Poner nuestra atención en algo que importa, por pequeño que parezca, inspira un progreso gradual y reduce la tensión. Cuando enfocamos nuestra mente en algo y nos dedicamos a lo que realmente importa, le añadimos energía magnetizante. Entonces, cada acto que hacemos tiene un mayor impacto.

Nos Ayuda a Elevar Nuestra Vibración

¿Tienes el control de tu vida, o las circunstancias y obligaciones de la vida te gobiernan? Vivir con intención inspira decisiones conscientes y saludables que elevan nuestra vibración, expanden nuestra conciencia. De este modo, es más probable que elijamos acciones y pensamientos que nutran todo nuestro ser, y menos probable que dejemos que la vida nos lleve a donde no queremos ir.

Como resultado, elevamos nuestra vibración e invitamos a la prosperidad a cada uno de nuestros pasos. Cuanto más vivimos con intención, más nos alineamos con nuestro objetivo superior.

Vida intencional

Atrae el Buen Karma y la Suerte A Nuestro Camino

Al permitirte priorizar la construcción de la vida que quieres y poner tu atención en eso, generarás buena energía y atraerás más positividad a tu vida.

Vivir con intención significa tomar el asiento del conductor en tu vida, orientar tus acciones y pensamientos hacia las cosas que te traen alegría, iluminación y plenitud. En consecuencia, puedes esperar un flujo de buen karma y suerte en tu camino. 

Evita Que Vayamos En Piloto Automático 

Quedar atrapado en lo mundano deja poco espacio para hacer las cosas que realmente importan. Sin darnos cuenta, a menudo seguimos nuestro día en piloto automático. Por el contrario, vivir con intención nos permite hacer que cada momento cuente.

En lugar de perseguir la próxima cosa buena, estar alerta y apreciar el momento nos permite experimentar la vida, en vez de dejarla pasar. Así, sobrevivir puede convertirse en prosperar. 

5 Formas de Ejercer Una Vida Con Intención

Hay varios y sencillos pasos que puedes dar cada día para practicar el vivir con intención. Estos son algunos de nuestros favoritos...

Establece Pequeñas Metas Cada Día 

La clave de la transformación y de vivir con intención reside en hacer progresos cada día, por pequeños que parezcan. Establecer objetivos que estén alineados con tus auténticas necesidades y aspiraciones cada día inspira el cambio y dirige tus acciones hacia lo que realmente importa.

Tu objetivo puede ser tan sencillo como dedicar diez minutos de tu tiempo a beber tu bebida caliente favorita, dar un paseo consciente con tu perro o cuidar de tus plantas.

Tener el Hábito de Un Diario

Escribir un diario es una práctica poderosa. Nos permite profundizar en el pensamiento contemplativo, aliviar el estrés y practicar la atención plena. Escribir sobre nuestras experiencias cotidianas nos permite revivirlas y obtener aún más sabiduría a través del autodescubrimiento. Nos ayuda a reflexionar, a tener pensamientos fructíferos y a estar presentes. 

Prueba este ritual de diario para vivir con intención cada día:

  • Al levantarte, tómate un momento para pensar en el día que tienes por delante.
  • Contempla y escribe tres cosas clave que quieras hacer ese día (no cosas que estés obligado a hacer, sino cosas que te encantaría hacer).
  • Haz que estas actividades sean tu prioridad y añádelas a tu lista de tareas pendientes, marcándolas a medida que las vayas haciendo.
  • Al final del día, escribe en tu diario cómo te han hecho sentir esas cosas. Revive el momento. Siéntete libre de premiarte por cada pequeña victoria.

Visualízate Cumpliendo Tus Objetivos Cada Día 

La vida con intención está estrechamente ligada a la visualización y la imaginación. Establecer una intención despierta la inspiración y el entusiasmo, y nos impulsa a ir tras lo que deseamos. Visualizarte logrando objetivos, ya sean pequeños o grandes, te prepara para el éxito y te alinea con lo que estás tratando de manifestar.

Atención plena

Elige Pensamientos y Palabras Positivas

No podemos elegir todo lo que sucede en la vida, pero podemos elegir cómo reaccionamos a ello. Las sensaciones negativas son para sentirlas y liberarlas, no para aferrarse a ellas. Elegir un pensamiento positivo y alimentar nuestra mente con esperanza y optimismo, evita que entremos en una espiral de negatividad. 

Al vivir con intención de esta manera, damos la bienvenida a la energía positiva en nuestras vidas. Elegimos conscientemente a qué tipo de energía estamos abiertos.

Dedica menos tiempo a quejarte y más a pensar y hablar de lo que quieres. Esto estimulará el flujo de energía positiva, elevará tu vibración y te ayudará a eliminar los obstáculos, en lugar de magnificarlos.

Céntrate En Disfrutar De Cada Momento

Cada momento es precioso y único. Cuando eliges estar presente, dedicar completamente tu atención a lo que estás haciendo, estás celebrando la vida y disfrutando de todo lo que tiene que ofrecer.

Permítete experimentarlo. Alimenta tus sentidos, siente la brisa, disfruta de una conversación y dedícate a lo que estás haciendo. Creemos que te sorprenderán los beneficios.

Leer con intención

Reflexiones Finales

Vivir con intención nos permite ver cada momento como algo digno de ser vivido. Nos aporta las ventajas de la atención plena, la gratitud y la felicidad. La vida está destinada a ser celebrada por todos los pequeños momentos que se tejen en el tapiz de nuestra experiencia. ¡Disfrútalo!

Comienza Tu Viaje Aquí: Compre Nuestras Cajas de Intención Mineral

You May Like

8 Sabios Cristales para Despertar Tu Verdadero Yo